Hierba anual de la familia Geraniaceae 
El nombre del género se tomó del griego géranos, grulla, por la forma de los frutos que recuerdan el pico de ese ave. Rotundifolium, de hoja redonda: de contorno redondo más bien, secto en 5 (7) segmentos, con hendiduras que sobrepasan la mitad de la lámina, pelosas por ambas caras; tallo de hasta 45cm, más o menos erecto, peloso, con pelos no glanduliferos en toda su extensión y glandulíferos en la parte superior. Pétalos enteros, no emarginados (en negrita lo que lo diferencia con el Geranium molle  con el que se podría confundir) , mericarpo peloso y liso, de semillas  reticuladas. Sépalos lisos, sin quillas longitudinales ni estrías. Picos de 11mm o más. Estambres 10, todos con anteras. Habita en encinares y también en bosques de ribera y dunas: al ser estos últimos ambientes dinámicos y favorecida por su carácter anual ha evolucionado para hacerse ruderal (en taludes, cordes de caminos, cultivos etc) y esto le ha permitido extenderse desde la franja templada de Eurasia -de Macaronesia al NW del Indostán – a otros continentes: América del Norte, Australia, Sudáfrica etc.
Se encuentra por casi toda la Península hasta los 1800m y florece entre febrero y julio, en ocasiones hasta octubre.
Clave para las especies del género.
Imágenes de G. rotundifolium

Monte Pajares (M) Darío Meliá
Paracuellos de Jarama (M) Darío Meliá
Gózquez de Abajo (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.